iphone-7-conceptoAún no hemos visto aparecer el que será el próximo iPhone 6s y ya comienzan los rumores a cerca de las especificaciones con las que contará el séptimo equipo en la linea de sucesión de la gama iPhone. Selfie para desbloquearlo, ausencia de botón home, mayor batería, resistencia al agua… ¿Qué es lo que nos espera en la próxima generación de uno de los terminales más conocidos mundialmente?

Esta vez parece que si: Adiós al botón home

Volver a la pantalla principal, mostrar las aplicaciones que se estén ejecutando simultáneamente o, porqué no, cerrar todas y cada una de ellas, será una función que no podamos hacer con el iPhone siete y es que fuentes cercanas a Cupertino sugieren que el botón home tiene los días contados.

Pero ¿cuál será la forma de interactuar con el terminal? Parece que la zona donde se ubica el botón home actualmente, pasará a ser completamente táctil, todo ello al más puro estilo de algunos terminales Android. Además, también deben integrar la función Touch ID sobre todo si se pretende una expansión de Apple Pay en los próximos años. Este sistema estaría centrado en un chip llamado TDDI que integraría el driver del Touch Id y pantalla por lo que, literalmente, el escaneado sería llevado a cabo por esta última.

Este cambio puede suponer un más y mejor aprovechamiento de la parte frontal, estableciendo así una mayor superficie para ampliar la diagonal de pantalla ya que, al menos en sus laterales, este aspecto ha sido satisfactoriamente optimizado.

Por fin tenemos solución al problema de la batería

Vale, estoy de acuerdo, esta generación de actual de iPhone 6 ha visto mejorada su autonomía pero estoy seguro de que muchos de vosotros, como futuros compradores de un iPhone 7, os gustaría que esta tuviese una duración de batería superior a las 24 horas, algo que a día de hoy se antoja complicado.

El hecho de que los terminales móviles estén aumentando sus prestaciones de forma constante, tiene una incidencia directamente proporcional en el consumo, sobre todo sino se optimizan los procesos. Esto supone, necesariamente, depender de una batería mayor y, en muchos casos, de un power bank. Parece que Apple ha conseguido un equilibrio entre potencia y consumo por lo que su estrategia pasa por la creación de un terminal algo más ancho, pero sin penalizar en el grosor y peso (y ya no digamos en la robustez, algo que tantos quebraderos de cabeza supuso por el famoso Bend Gate).

 

¿Necesita Apple un terminal resistente al agua?

Si ya veíamos como Sony o Samsung daban el salto a este tipo de terminales resistentes al agua y al polvo, son ahora los terminales de la manzana los que pretenden adquirir esta característica. Parece una posibilidad más que real y es que en Cupertino ya implementaron esta posibilidad en el recientemente presentado Apple Watch. Hay que destacar que esto no significa que podamos llevarlo a una sesión de buceo con nosotros sino que el iPhone7 solo será capaz de aguantar algunas gotas de agua.

Podrás desbloquearlo con un selfie

Aunque en Apple no son muy fans de este tipo de fotografías (recuerden lo que pasó en la pasada WWDC) parece que una patente llamada «Low threshold face recognition» sería la encargada de reducir el impacto de la luz y de las distorsiones que se producen a nivel biométrico, algo que dificulta el reconocimiento facial.

El implantar este sistema no parece una idea descabellada y más cuando recordamos que Apple compró, allá por el 2010, la empresa sueca de reconocimiento facial Polar Rose Swedish, una empresa que desarrolló un software capaz de reconocer caras e imágenes. Aún así, no creemos que sea posible que esta tecnología esté completamente desarrollada para el lanzamiento del próximo iPhone 7 pero si que promete ser un factor diferenciador si, finalmente, llega a ver la luz en esta generación.

¿Será el iPhone 7s el primero en implantarla, al igual que puede ocurrir con Force Touch en el iPhone 6s?

Otras posibles características

Procesador A10 (fabricado por Samsung), pantalla Force Touch, cristal de zafiro, ¿pantalla y cámara 3d?, cámara de doble lente (ofrecerá una calidad de imagen similar a una DSLR) o 2 GB de RAM serán otras características que, casi con total seguridad, no podrán faltar en el próximo iPhone siete.

También puede añadir fabricación en aluminio anodizado (serie 7000), material que ya emplea el Apple Watch, otorgando así una mayor resistencia y belleza a nivel estético. Otro aspecto que no se ha comentado en exceso y que está ganando enteros es la utilización de una pantalla y/o parte trasera con forma curva, una característica que al menos de momento no han explotado en Cupertino.

A nivel estético gana enteros la propuesta de eliminación de las bandas que mejoran la cobertura y es que es algo que no ha terminado de gustar a todos los usuarios del actual iPhone 6 y iPhone 6 Plus.

Si aún no tenemos iPhone 6s, ¿Para cuando el iPhone 7?

Salvo sorpresa, no será hasta septiembre cuando veremos aparecer al próximo componente de la familia de terminales iPhone 6 por lo que todo hace preveer que 2016 es se estima la llegada del iPhone 7 y, al igual que viene siendo habitual, lo hará durante el mes de Octubre de dicho año. Por el momento esto es todo lo que sabemos a cerca del que pretende ser el próximo terminal de Apple pero ¿Creéis que esta generación se saltará al iPhone 6s y pasará directamente al iPhone 7? ¿Esperaríais al séptimo modelo de iPhone si aparece el iPhone 6s? ¿Echáis en falta algún tipo de mejora que no hayamos mencionado en este post? Espero vuestras respuestas en los comentarios.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar el contenido relacionados con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Más información aquí. ACEPTAR

Aviso de cookies