Después de la GTX 970 y 980, es probable que una de las gráficas más esperadas del sector fuese la GTX 960. Esta se convierte además, en el primer lanzamiento del año por parte de NVIDIA dentro del segmento de escritorio, ampliando además la familia Maxwell. No cabe duda de que su predecesora, la GTX 760, fue toda una superventas y NVIDIA no quiere perder el liderazgo dentro de la gama media. Cómo era de esperar y viene siendo habitual en la familia Maxwell, esta gráfica viene dotada de una gran capacidad de overclock, gracias a que únicamente requiere un consumo de 120 watios.

NVIDIA-Maxwell-GM2042

El fabricante apunta que «no solo es súper rápida, sino que también es súper silenciosa y eficiente» lo que, en algunos casos, permitirá que la ventilación esté desconectada en algunos juegos de baja exigencia. Concretamente, en aquellos casos en los que el consumo se encuentre por debajo de los 30 watios. Pero vayamos con la parte interesante y es que esta GTX cuenta en su interior con 1024 CUDA Cores y una frecuencia base de 1127 megaherzios siendo capaz de alcanzar en modo boost los 1178. Recordad que estos valores son únicamente para el modelo de stock por lo que los diversos ensambladores, casi con total seguridad, aplicarán mayores niveles de overclock.

También incorporará 2 GB de RAM GDDR5 con interfaz de 128 bits y se alimentará únicamente con un conector de 6 pines. Su conectividad pasará por 2 puertos DVI, un puerto HDMI y un Display Port. A falta de los pertinentes test de rendimiento, desde la propia marca nos aseguran que esta configuración permite a la GTX 960 ser, aproximadamente, un 10% superior a su predecesora y, con respecto a AMD, le permite situarse entre la R9 280x y la R9 285. Este margen de rendimiento podrá verse incrementado, tal y como hemos comentado,  ya que nos han asegurado que hay un margen de unos 30 watios para poder aumentar las prestaciones de la GTX 960.STRIX-GTX960-DC2OC-2GD5_2D

Los Californianos deben estar contentos de todas las buenas noticias que Maxwell les está brindando y es que no sólo es un 33% superior en rendimiento a Kepler sino que aseguran que el próximo verano habrá una mayor compatibilidad con Oculus Rift. El precio ha sido una incógnita durante estas últimas semanas y es que, si las primeras informaciones apuntaban a que rondaría los 200€, vemos que  en el momento de su lanzamiento no ha sido así estando más cerca de los 300€ en algunos casos. Nos da la impresión de que lo que NVIDIA quiere conseguir, en primer lugar,  es que aquellos usuarios que eran poseedores de una GTX 660 se planteen la actualización a Maxwell y, en segundo lugar, mantener una clara diferenciación de precio y prestaciones con el siguiente escalón, la GTX 970.

Ya están disponibles en la web de Pccomponentes.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar el contenido relacionados con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Más información aquí. ACEPTAR

Aviso de cookies