apple-and-samsung

Seguro que en alguna ocasión os habéis cambiado de operador y esto os ha supuesto esperar a que os llegue vuestra nueva tarjeta y, por ello, esperar durante uno o dos días a que os activen de nuevo vuestra línea. Estos problemas tienen los días contados y es que, por una vez, Samsung y Apple se alían para mejorar la tecnología de las tarjetas SIM introduciendo un nuevo tipo llamado eSim. Pero ¿qué es la eSim?

La GSMA

Este grupo representa a multitud de compañías de telefonía móvil en todo el mundo por lo que ha sido el encargado de negociar con los dos principales fabricantes de smartphones a nivel mundial.  Apple y Samsung pretenden que el usuario se vea beneficiado con este cambio y es que cambiar de operador será prácticamente instantáneo, algo a lo que las operadoras seguro se opondrán y es que hasta el final siempre intentan sacar sus redes para retenerte en su compañía. Al estar digitalizada, no necesitaremos cambiarla físicamente. Además de esta ventaja, se esperan muchas otras aunque aún no se conoce cuáles serán. La e-SIM estará integrada en tu smartphone por lo que no podrá cambiar, tal y como haces ahora con tu actual SIM (si es que alguna vez lo has necesitado) y para el cambio de operadora lo único que deberemos hacer es reprogramarla con los datos de la nueva compañía.gsma_logo-250x250

El objetivo de Samsung y Apple (no sólo estos fabricantes están trabajando en este nuevo tipo de tarjeta, sino que Huawei, Sony y Lg ó STMicroelectronics, Valid u Oberthur  Technologies) es que esta tarjeta sea un estándar en todos los fabricantes por lo que de ahí la negociación con GSMA. No sería extraño ver como otros fabricantes de móviles se van sumando a esta iniciativa y colaborar así de forma activa en la implantación de este sistema. Hasta ahora, sólo hemos hablado de smartphones pero lo normal es que este tipo de tarjetas también se incluyan en dispositivos como tablets y wearables.

Según informaciones extraídas del Financial Times,

«Con la mayoría de las teleoperadores de acuerdo, el plan es finalizar la arquitectura técnica que se utilizará en el desarrollo de una SIM para los dispositivos de los consumidores, fijándose la entrega en 2016»

¿Y las teleoperadoras?

Bueno, en este sentido son muchas las que ya están de acuerdo con este sistema. Por ejemplo tenemos a AT&T, Deutsche Telekom, Etisalat, Hutchison Whampoa, Orange, Telefónica y Vodafone (como ya sabéis, estas dos últimas son de las más importantes en nuestro país). La fecha filtrada por el diario financiero parece un tanto ambiciosa y es que hablamos de menos de un año vista lo que hace augurar que la llegada de este de una forma poco homogénea. Es muy importante que este estándar sea creado de mutuo acuerdo entre todas las partes ya que ello garantizará la total compatibilidad entre compañías, fabricantes y el fabricante de la propia SIM.

2016 fecha límite

Al igual que veremos la llegada del próximo iPhone 7 (y posteriores) o del Samsung Galaxy S7, no hay duda de que la eSIM será una realidad. A pesar de que se ha fijado como fecha el año 2016, aún no queda claro si esta será definitiva o se ampliará el periodo aunque algunos rumores apuntan a que el próximo Note 5 ya podría incorporar este sistema, un terminal que verá la luz en la próxima IFA de Berlín y que llegará a las tiendas durante el último trimestre de este año.

En cualquier caso, todos los procesos están en marcha para este cambio por lo que no sería de extrañar que durante la segunda mitad del próximo 2016 podamos ver la llegada de este estándar aunque lo que es un hecho es que durante varios años nos encontraremos con una convivencia entre equipos con eSIM y equipos con Micro SIM o Nano SIM.

¿Qué ventajas nos traerá la eSIM?

2A9EDC9A00000578-0-image-a-18_1437130608433

De momento la única ventaje posible que apreciamos es la de no tener la necesidad de reemplazar nuestra SIM física, algo que a priori es cómodo durante el cambio de operador pero no así si queremos poner la SIM de otra persona en nuestro terminal o queremos usarla para datos en un tablet u ordenador portátil. También es importante destacar que sus especificaciones deberán ser aceptadas tanto por los fabricantes de dispositivos como por las operadoras, además de por los fabricantes que están fabricando las SIM físicas. Hay algunos analistas que han sugerido el hecho de integrarla al cloud computing, asociando la tarjeta SIM a iCloud o similares, pero eso podría suponer problemas en cuanto a la privacidad.

¿No os parece que esto despierta aún muchas dudas si tenemos en cuenta la cercanía de la fecha de salida de la e-Sim? Es cierto que los trámites burocráticos deberán relajarse pero, ¿hasta que punto lo harán? ¿Cómo será el proceso de cambio de una eSIM a otro smartphone en el caso de que haya una avería del terminal? A día de hoy este proceso es realmente sencillo por lo que esperamos que el sistema sea exactamente igual. También es importante destacar que, al perder la ranura SIM, perdemos la posibilidad de usar una o dos tarjetas y es que habrá clientes que necesiten de la utilización de dos números de teléfono.

¿Creéis que esta es una solución que beneficia al usuario o es sólo otra estrategia de las operadoras para retener al usuario en sus compañías? Además de las ventajas que hemos comentado ¿qué otras posibles aplicaciones le veis a la eSIM? Espero vuestras respuestas en la caja de comentarios.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar el contenido relacionados con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Más información aquí. ACEPTAR

Aviso de cookies