Año 1995. Por aquellos entonces aún no contaba pelos en mi barba y, hasta la Navidad de ese mismo año, tampoco con un pc en casa. Un pc que llegó casi de manera inesperada (casi como la compra de Galerías preciados por parte del Corte Inglés) y que supuso el comienzo de una bonita historia. Me crié en un pueblo pequeño y aquel año se certificó como el de la llegada de los Pc’s al mismo sólo que con la sutil diferencia de que el mío traía el nuevo sistema operativo de Windows (Windows 95 con el pack Plus y sus bonitos temas de escritorio) y el de mis compañeros de colegio Windows 3.11. Magnífica bestia aquel Pentium 133 MHz con 1,2 GB de disco duro y que más de un Format C: sufrió. Por suerte disponía de una versión en CD-ROM (sí, habéis leído bien) y no así los 13 disquetes de 3.5 de la otra versión disponible.

Pero no nos desviemos y es que ayer fue el día en el que uno de los sistemas operativos más populares creados hasta la fecha creado por Bill Gates cumplió la friolera de 20 años. “Chicago” (nombre con el que se le conocía antes de pasar a llamarse Windows 95) fue todo un éxito de ventas y es que venía a “revolucionar” la tan poco intuitiva forma de trabajar de la versión 3.11. Pero esto no lo fue todo y es que incluía el a la postre tan práctico sistema Plug-and-Play además de (poco tiempo después) nuestro tan amado Internet Explorer. El botón Inicio o la Papelera de reciclaje (hasta entonces sólo vista en Mac OS) formaron parte de la interfaz de usuario de Windows 95.

Pero si algo me sorprendió entonces fue la mediática campaña (se estima que supuso un coste de unos 300 millones de dólares) que Microsoft llevó a cabo para la difusión de Windows 95. El Empire State Building, la Torre CN (Toronto), más de 1.5 millones de ejemplares de “The Times” o incluso los propios Rolling Stones, fueron algunos de los encargados de anunciar el sistema operativo de Microsoft. Incluso en la serie Friends tuvimos referencias viendo a Chandler y Rachel vendiendo la vídeo guía en VHS !

 

No todo fue positivo

Los sistemas de Microsoft siempre han estado lastrados por graves fallos de seguridad y no iba a ser menos en Windows 95. La mofa llegó hasta tal punto que en el propio New York Times se calificaba al sistema operativo como “un edificio construido sobre alambres, chicle y oraciones, pero en el que seguramente acabarás viviendo”.  También apuntó que “El 24 de Agosto del 95 bien podía haberse llamado el día de Bill Gates”. A pesar de ello, estas críticas jamás mermarían mis ansias de disfrutarlo y hacer correr en el Doom o WordPad para imprimir en mi Hp deskjet 690c.

El precio no era en absoluto de los más económicos que hubiésemos conocido y es que costaba la friolera de 210$, cantidad que supondría una revolución en el sector de la informática y que marcaría las líneas de la evolución dentro de los sistemas operativos tanto de Microsoft como del resto de plataformas.

Pero igual que yo os he contado mi historia con Windows 95… ¿Cómo ha sido la vuestra? ¿Llegásteis a utilizarlo? ¿Qué es lo que más recordáis? Espero vuestras respuestas en la caja de comentarios.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar el contenido relacionados con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Más información aquí. ACEPTAR

Aviso de cookies