Image_05

Los SSD’s están ganando cada vez más protagonismo y es que con la bajada de precios generalizada, el poder hacerte con uno de ellos ya no se antoja una idea tan descabellada. Sino conocéis demasiados modelos, hay que destacar que el rey dentro del sector es el 850 Pro de Samsung, el cual ofrece un rendimiento y especificaciones que son difícilmente alcanzables. No penséis que por ello su precio es muy elevado pero hay equipos que llegan pisando fuerte y con la firme intención de pasar por encima a los Koreanos. Este es el caso de Sandisk y su Extreme Pro, el cual se presenta como digno sucesor del Extreme II, uno de los mejores SSD de cuantos pudimos probar en nuestro test lab.

Por qué Sandisk quiere que elijas al Extreme Pro

Como buque insignia, este equipo ha sido creado pensando en aquellos que necesitáis un alto rendimiento, tanto a los que concebís vuestro equipo como medio de ocio, como a los que lo usáis a nivel laboral. Lo vais a encontrar disponibles en capacidades que van desde los 240 GB hasta los 960 GB pasando por los 480 del modelo que hemos analizado para vosotros, un modelo que aunque no es de los más económicos del mercado, si que ofrece un rendimiento por euro a la altura de los top del mercado. Image_03

Para que os hagáis una idea, sus especificaciones pasan por una velocidad de lectura de 550 MB/s por segundo mientras que para la lectura se “conforma” con 520 MB/s, unas cifras muy interesantes y que, a priori, no destacan con respecto a otros modelos del sector pero, como veréis a lo largo de este post, no todo está en estos valores. Hay otros que también juegan un papel importante.

He de decir que este Extreme Pro es más bien una revisión del Extreme II en lugar de un producto completamente nuevo ya que cuenta con la misma controladora que su predecesor. La única modificación importante se encuentra de lado del firmware y es que ha sido modificado para optimizar el uso de sus 19nm de segunda generación tipo MLC.

Entrando más en detalle, la Marvel 88SS9187 cuenta con una cpu de doble núcleo junto con un búfer de 1 GB DDR3-1600 (para los modelos de 480 y 960 GB) o de 512 MB (para el modelo de 240 GB). Junto a esto hay que destacar la mejor de Ncaché, ya vista en otros equipos de la marca pero que, en esta ocasión ha mejorado y ha sido renombrada, pasando a ser Ncache Pro. Esta mejora pasa por la utilización de 1GB de memoria de almacenamiento de tipo SLC, siendo esta utilizada para las escrituras más pequeñas que 4k.

Image_01

Me gustaría resaltar que este equipo tendrá una vida útil muy larga (10 años de garantía) y es que, si fuese necesario, sería capaz de soportar la escritura de 22 GB durante nada más y nada menos que 10 años, una duración realmente destacada y que merecía ser mencionada.

 Nuestras pruebas

Una vez lo hemos formateado, sus 480 GB se han quedado en unos 447 GB lo que supone una pérdida de capacidad del 7%. A partir de aquí lo hemos sometido a los tes a los que habitualmente solemos someter a nuestros equipos y lo hemos comparado con algunos de los SSD más populares del momento.

No cabe duda que la llegada al mercado de unidades como el 850 Pro de Samsung ha sido una piedra en el camino para todos los fabricantes. Si hace unos meses hubiésemos analizado este SSD, diríamos que se trata del mejor de cuántos he analizado (que no son pocos). Pero esto no lo hace desmerecer en absoluto y es que con un precio realmente interesante, este Extreme Pro se sitúa como uno de los equipos a recomendar si estás buscando tu primer SSD.

Todo sea dicho, estamos hablando de una diferencia de precio que ronda los 90 euros, siendo la diferencia de capacidad de apenas unos 30 GB, algo que encarece el precio por giga del equipo de los koreanos. Ya lo hemos mencionado anteriormente, pero vuelvo a remarcar que su garantía es de 10 años por lo que es otro punto positivo que debemos mencionar y no dejar pasar.

Sandisk ha hecho un excelente trabajo con el Extreme Pro y el único pero que podemos ponerle es la existencia el equipo de Samsung pero, a pesar de la diferencia de rendimiento, merece la pena, dada la diferencia de precio, apostar por el Extreme Pro. 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar el contenido relacionados con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Más información aquí. ACEPTAR

Aviso de cookies